compartimos
la actualidad contigo

11 jun 2009

El ejemplo de David Meca

Esta mañana he tenido el placer de asistir a la conferencia que David Meca ofreció dentro del marco de la jornada "Consolidar en Tiempos de Crisis" y que tuvo lugar en Oviedo. La verdad es que me encantó, muy emotiva, hubo momentos que me apetecía hasta llorar, de hecho a más de uno se le escapó alguna lagrimilla e incluso el propio David se emocionó tras poner un vídeo de su travesía Jávea - Ibiza. Aunque quizá fué imaginación mía, la verdad es que ultimante estoy un poco sensiblona... David comenzó su ponencia haciendo un recorrido desde sus inicios en el mundo de la natación, allá por sus cinco añitos, cuando, como el mismo reconoce, era un "cromo" de niño con problemas de pies planos, hierros en las piernas, los dientes hechos cisco... Fueron todos estos problemas los que llevaron a su médico a recomendar la natación como forma de solucionar o al menos mejorar sus problemas de salud. A partir de ahí, se suceden montones de éxitos, campeonatos, medallas... y decepciones, obstáculos que todo el mundo puede encontrar en su vida o a lo largo de su carrera profesional o empresarial. Lo que diferencia a David de la gran mayoría de las personas es una obstinación desmesurada en conseguir sus objetivos, en superar las dificultades y en volverse a levantar cuando todo se vuelve negro. Toda esa cabezonería, esa capacidad de esfuerzo y de lucha, de no dejarse vencer ante las adversidades me ha parecido muy inspiradora y me ha dado mucho que pensar, sobre todo en lo que se refiere al mundo de la empresa. ¿Cuantas veces nos quejamos de que no podemos hacer algo, o de que, claro, como no, nuestros competidores partieron en mejores condiciones que nosotros, más dinero, mejores contactos, más suerte... ? y ¿cuantas veces usamos eso como excusa cuando no logramos nuestros objetivos? Tal como nos contaba David Meca esta mañana cuando el comenzó en la natación, sus cualidades físicas eran claramente inferiores al del resto de sus compañeros que eran más altos, más fuertes, con las piernas bien formadas... y sin embargo es David quien finalmente se ha convertido en una figura del deporte nacional y todos sus compañeros se quedaron por el camino. Esto se debe a que, para compensar una falta inicial de cualidades, David se dedicó a trabajar y sobre todo a nadar, nadar y nadar. Lo que confirma que hace más quien quiere que quien puede.

Esta mañana he tenido el placer de asistir a la conferencia que David Meca ofreció dentro del marco de la jornada "Consolidar en Tiempos de Crisis" y que tuvo lugar en Oviedo.

La verdad es que me encantó, muy emotiva, hubo momentos que me apetecía hasta llorar, de hecho a más de uno se le escapó alguna lagrimilla e incluso el propio David se emocionó tras poner un vídeo de su travesía Jávea - Ibiza. Aunque quizá fué imaginación mía, la verdad es que ultimante estoy un poco sensiblona...

David comenzó su ponencia haciendo un recorrido desde sus inicios en el mundo de la natación, allá por sus cinco añitos, cuando, como el mismo reconoce, era un "cromo" de niño con problemas de pies planos, hierros en las piernas, los dientes hechos cisco... Fueron todos estos problemas los que llevaron a su médico a recomendar la natación como forma de solucionar o al menos mejorar sus problemas de salud. A partir de ahí, se suceden montones de éxitos, campeonatos, medallas... y decepciones, obstáculos que todo el mundo puede encontrar en su vida o a lo largo de su carrera profesional o empresarial. Lo que diferencia a David de la gran mayoría de las personas es una obstinación desmesurada en conseguir sus objetivos, en superar las dificultades y en volverse a levantar cuando todo se vuelve negro.

Toda esa cabezonería, esa capacidad de esfuerzo y de lucha, de no dejarse vencer ante las adversidades me ha parecido muy inspiradora y me ha dado mucho que pensar, sobre todo en lo que se refiere al mundo de la empresa. ¿Cuantas veces nos quejamos de que no podemos hacer algo, o de que, claro, como no, nuestros competidores partieron en mejores condiciones que nosotros, más dinero, mejores contactos, más suerte... ? y ¿cuantas veces usamos eso como excusa cuando no logramos nuestros objetivos? Tal como nos contaba David Meca esta mañana cuando el comenzó en la natación, sus cualidades físicas eran claramente inferiores al del resto de sus compañeros que eran más altos, más fuertes, con las piernas bien formadas... y sin embargo es David quien finalmente se ha convertido en una figura del deporte nacional y todos sus compañeros se quedaron por el camino. Esto se debe a que, para compensar una falta inicial de cualidades, David se dedicó a trabajar y sobre todo a nadar, nadar y nadar. Lo que confirma que hace más quien quiere que quien puede.

También hizo mención a unos cuantos conceptos clave para triunfar, tanto el deporte de élite como en la empresa y entre otros términos: Equipo, incluso en un deporte tan individual tener un buen equipo es fundamental, aunque aquí tengo que reconocer que me hizo mucha gracia su forma de hablar siempre en plural, llevado a veces hasta extremos un poco surrealistas. Suerte, en este momento hizo mención a una frase de Tiger Woods que me gustó mucho "no sé que pasa pero cuanto más trabajo más suerte tengo" Exito, me gustó la definición de éxito que viene a ser algo así como que el éxito no es lo arriba que eres capaz de llegar, sinó lo rápido que vuelves a subir cuando te caes. Presión, no hay que temerla, solo si eres capaz de conseguir las cosas tendrás esa presión. Nada se espera de quien nada ha demostrado. Me gusta esa forma de ver el estrés. Crisis como oportunidad, el nadador cuenta como su peor momento cuando le acusaron de dopaje en Brasil, lo que le supuso la imposibilidad de participar en campeonatos durante casi tres años hasta que por fin se retiró la acusación por infundada. Aunque cuenta que este fué un momento terrible, en el que todo pareció irse al garete después de tantos años de esfuerzo, fúe entonces cuando decidió sustituir los campeonatos oficiales por retos individuales como "fugarse" a nado desde Alcatraz, cruzar tres veces el estrecho de Gibraltar, la travesía Jávea - Ibiza y unos cuantos más que le han dado muchas satisfacciones. Planificación, para conseguir los objetivos primero hay que saber cuales son y tener un plan y una estrategia. Recalca la importancia de que las metas sean no solo a largo plazo, sinó sobre todo a corto y medio plazo para así aumentar nuestra autoestima y no perdernos por el camino. En fin, que me fuí de la ponencia muy motivada, decida a esforzarme más y, sobre todo, a seguir nadando.También hizo mención a unos cuantos conceptos clave para triunfar, tanto el deporte de élite como en la empresa y entre otros términos:

Equipo, incluso en un deporte tan individual tener un buen equipo es fundamental, aunque aquí tengo que reconocer que me hizo mucha gracia su forma de hablar siempre en plural, llevado a veces hasta extremos un poco surrealistas.

Suerte, en este momento hizo mención a una frase de Tiger Woods que me gustó mucho "no sé que pasa pero cuanto más trabajo más suerte tengo"

Exito, me gustó la definición de éxito que viene a ser algo así como que el éxito no es lo arriba que eres capaz de llegar, sinó lo rápido que vuelves a subir cuando te caes.

Presión, no hay que temerla, solo si eres capaz de conseguir las cosas tendrás esa presión. Nada se espera de quien nada ha demostrado. Me gusta esa forma de ver el estrés.

Crisis como oportunidad, el nadador cuenta como su peor momento cuando le acusaron de dopaje en Brasil, lo que le supuso la imposibilidad de participar en campeonatos durante casi tres años hasta que por fin se retiró la acusación por infundada. Aunque cuenta que este fué un momento terrible, en el que todo pareció irse al garete después de tantos años de esfuerzo, fúe entonces cuando decidió sustituir los campeonatos oficiales por retos individuales como "fugarse" a nado desde Alcatraz, cruzar tres veces el estrecho de Gibraltar, la travesía Jávea - Ibiza y unos cuantos más que le han dado muchas satisfacciones.

Planificación, para conseguir los objetivos primero hay que saber cuales son y tener un plan y una estrategia. Recalca la importancia de que las metas sean no solo a largo plazo, sinó sobre todo a corto y medio plazo para así aumentar nuestra autoestima y no perdernos por el camino.

En fin, que me fuí de la ponencia muy motivada, decida a esforzarme más y, sobre todo, a seguir nadando.

Otras noticias
16 feb 2017

Presentación de la plataforma Areas Empresariales Gijón

Esta semana ha tenido lugar la presentación de una nueva plataforma web que facilita la búsqueda de una ubicación en nuestra ciudad. Ticmedia ha colaborado en el desarrollo de la nueva web. 

06 feb 2017

Cómo indicar en el móvil el contacto en caso de accidente.

Los sistemas de bloqueo de nuestros smartphones han cambiado todo y la iniciativa Aa que se inició en 2009 ha quedado obsoleta. ¿Cómo podemos indicar con quién contactar en esta nueva situación?